Cómo conseguir el color corporativo de tu logo

Cómo conseguir el color corporativo de tu logo
Photo by Efe Kurnaz / Unsplash

El color corporativo es una parte importante de tu marca no sólo porque te ayuda a diferenciarte sino que también te ayuda a generar recordación en la mente de las personas.

Éste artículo es para que puedas encontrar o definir el color corporativo de tu negocio lo único que necesitas es tener la foto o imagen de tu logotipo en la computadora.

¿Has notado que no es lo mismo decir rojo Coca-Cola que el rojo Claro (telefonía); o como hacen para que el verde Spotify y verde Interbank sean siempre distintos?

Cada vez que mencionamos una marca viene a nuestra mente un color y una forma específicas y esto se da porque a través de la repetición han ido mostrando una y otra y otra vez el mismo tono de color los mismos patrones O formas, al igual que el logotipo.

  1. Abre Google Chrome y entra en la página web photopea.com
  2. Busca en tu computadora la imagen de tu logotipo a color, jálala hacia la pantalla de Photopea para que esta web abra el archivo.
  3. En la columna izquierda verás el botón cuenta gotas el cual te permite copiar el color exacto y tono exacto de una imagen.
  4. Muchos tipos tienen degradados o varios colores, elige el color más llamativo o predominante en tu logotipo, este es el que te va a representar.
  5. Una vez le hagas clic los cuadraditos de la columna izquierda van a cambiar de color, le haces doble clic y aparecerá una pantalla con el código de color que seleccionaste.


Una vez hayas encontrado tu color notarás que hay tres tipos de códigos:

  1. CMYK: éste código es el que se utiliza para impresiones en el mundo físico. Sus siglas significan Cyan, Magenta, Amarillo (Yellow) y Negro (Key).
  2. RGB: éste es el código que se utiliza para pantallas y sistemas de luces. Sus siglas significan Red(Rojo), Green (Verde), Blue (Azul)
  3. HEX: éste es el código que se utiliza para programar apps y sitios web. Significa hexadecimal y consta de letras y números.

Aimo tip: Cada vez que hables con un diseñador, publicista o marketero, dales tu código HEX; cada vez que hables con un proveedor de impresiones dale el CMYK.

¡Felicitaciones! Acabas de definir tu color corporativo esto es un paso más cerca de lograr que la gente recuerde tu marca.