Muchas empresas empezaron a acelerar su transformación digital y adopción del e-commerce a raíz del COVID19. Al hacer esto han encontrado un reto al ver como manejar su logística y distribución de de manera eficiente y escalable, sin afectar la experiencia de entrega.

La logística, especialmente la de última milla, es ineficiente y poco confiable. Esto genera que los negocios en promedio tengo un sobrecosto del +50%. En LATAM +80% de los proveedores logísticos, son proveedores independientes e informales, los cuales tienen poco acceso a tecnología, y si la tuvieran, no se encuentra integrada y homologada con sus sistemas. Además, dependiendo de la industria  existen entre 3 a 6 niveles de intermediación.  Esto genera que el proceso de tareas se realicen de manera manual, lo que agrega más fricción a la experiencia de compra y entrega.

A medida que las compañías ingresan al ecommerce y buscan mejorar su  experiencia omnicanal, el delivery y el manejo automatizado de todos los procesos es crítico, especialmente cuando los consumidores de hoy piden envíos mas rápidos, a menores costos y con mayor conveniencia.

En Aimo, ayudamos a que las empresas se puedan enfocar en sus clientes, al ayudarlos a controlar toda la experiencia de delivery, al apalancarse de data en tiempo real, automatizando sus operaciones e integrando a todos los proveedores en un único sistema.